La malnutrición se relaciona con el aumento de la morbilidad y mortalidad, sobre todo en grupos vulnerables como niñas, niños y adultos mayores. El envejecimiento a nivel mundial es un fenómeno que va aumentando progresivamente, en Bolivia, según el Censo de Población y Vivienda del 2012, un 9% de la población total es mayor de 60 años o Adulta Mayor, alcanzando a 893.696 habitantes, siendo necesario mantener un estado nutricional adecuado para aumentar la esperanza y calidad de vida.
Las políticas sociales en el área de salud, educación, trabajo y asistencia social contribuyen a la reducción de las desigualdades sociales permitiendo que el Estado crezca de forma inclusiva.

El Estado Plurinacional de Bolivia es un ejemplo en América Latina en cuanto a políticas públicas en favor de la población en general, siendo una prioridad la atención integral al adulto mayor. Reconocidos por la Constitución Política del Estado (CPE), reflejadas en la ley de Protección de los Derechos y Privilegios del Adulto Mayor (Ley 1886); con un Seguro de Vejez para el adulto mayor (SSPAM) ahora incluido a la Ley N° 475 "Ley de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia", Renta Dignidad (Ley 3791) única pensión universal no contributiva vigente en la región.

Los cambios fisiológicos propios de la edad, a los que nuestros adultos mayores están expuestos y que muchas veces son factores negativos en su calidad de vida, desencadenan trastornos en su estado nutricional, esta condición se agrava en adultos mayores que viven en comunidades alejadas con inseguridad alimentaria.

En este contexto el Ministerio de Salud mediante Resolución Ministerial N° 1028 incorpora el Complemento Nutricional para el adulto mayor CARMELO® en la prestación a la Ley N° 475, formulación que proporciona nutrientes que son necesarios para alcanzar un adecuado estado nutricional, mejorando la calidad de vida en el adulto mayor.

 

1. INTRODUCCIÓN

Las intervenciones necesarias para prevenir la malnutrición en la población, se orientan a establecer la seguridad alimentaria en las familias y en las comunidades, el aumento de la expectativa de vida de la población, constituye sin duda un importante logro social.

Las y los adultos mayores constituyen un grupo vulnerable, con una alta probabilidad de malnutrición que se relaciona a la disminuida capacidad funcional de los distintos órganos, reducción del metabolismo basal y menor absorción de nutrientes propios de la tercera edad, siendo necesario mantener un estado de salud y nutrición adecuado para aumentar su longevidad y calidad de vida.

En este sentido, y con la finalidad de contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional de las y los adultos mayores bolivianos, el Ministerio de Salud formuló el complemento nutricional denominado CARMELO®; en concordancia con la Constitución Política del Estado que en su Artículo 67, numeral I que señala: "todas las personas adultas mayores tienen derecho a una vejez digna, con calidad y calidez humana", y en el marco de la política de Salud Familiar Comunitaria Intercultural, que promueve la seguridad alimentaria y nutricional de las personas, familias y comunidades.

La Resolución Ministerial N° 1028 y Decreto Supremo N° 1984 incorporan el complemento nutricional para el adulto mayor "CARMELO" en las prestaciones la Ley N° 475 "Ley de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia".

Este beneficio está garantizado para el 100% de personas adultas mayores del Estado Plurinacional de Bolivia, sean estos beneficiarios de la Seguridad Corto Plazo o no.

2. MARCO LEGAL

  • Constitución Política del Estado: Art. 67, numeral I señala: "todas las personas adultas mayores tienen derecho a una vejez digna, con calidad y calidez humana"
  • Ley de protección de los Derechos y Privilegios del Adulto Mayor – Ley 1886.
  • Renta Dignidad Ley 3791.
  • Seguro de Vejez para el adulto mayor – Ley 2333.
  • Ley de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia.