La Paz, 7 abr (UC/MSyD).- Con la recuperación de la democracia en Bolivia, el Gobierno del Presidente Luis Arce Catacora a través del Ministerio de Salud y Deportes trazó dos prioridades para defender el derecho fundamental de la población a la Salud, la lucha contra la COVID-19 y el fortalecimiento del Sistema Único de Salud.

Debido a la coyuntura mundial por la pandemia de la COVID-19 todos los países del mundo respondieron en la medida de sus posibilidades, en el caso particular de Bolivia durante el Gobierno de Facto, sólo se empleó una medida, la cuarenta rígida, que afectó duramente a la economía del país y sobre todo de los sectores más vulnerables.

“Durante la primera ola de la enfermedad, el gobierno de facto soló tuvo una estrategia, el encierro y atemorizar al pueblo, hoy el gobierno democrático trabaja en planes con soluciones concretas para cuidar la vida de la población boliviana” expresó el ministro de Salud y Deportes Jeyson Auza Pinto a tiempo de rememorar todas las acciones que se realizan frente a la pandemia de COVID-19.

El paso fundamental dado por el Gobierno democrático del Estado Plurinacional de Bolivia, fue la ejecución del Plan Estratégico Nacional de lucha contra la COVID-19 que contempla 3 pilares: Diagnóstico Masivo, Coordinación con gobiernos subnacionales y la Vacunación contra la enfermedad.

El objetivo central del diagnóstico masivo es identificar tempranamente la enfermedad y así otorgar un tratamiento oportuno al paciente positivo, evitando que llegue a terapia intensiva, para ello se adquirió más de medio millón de pruebas de antígeno nasal cuya particularidad es la inmediatez en los resultados, el gobierno en coordinación con los SEDES realizan el testeo masivo y gratuito a nivel nacional.

Desde el mes de diciembre por mandato del presidente Luis Arce Catacora, gobernadores y alcaldes del país definieron acciones conjuntas para reforzar las medidas preventivas y de atención a la COVID-19 cumpliendo el segundo pilar de la estrategia, este hecho se mantiene vigente y prueba de ello son las medidas que se adoptan de acuerdo al comportamiento de la enfermedad por regiones, por ejemplo en las últimas semanas la región fronteriza con Brasil alertó el riesgo de ingreso de la variante P1 de COVID-19, al respecto equipos técnicos del ministerio de Salud realizaron un diagnóstico en los municipios de Santa Cruz, Beni y Pando, para inmediatamente asumir acciones como la entrega de medicamentos, equipos e insumos y el cierre de fronteras; despliegue de brigadas de rastrillaje y vacunación masiva.

Además de la coordinación con gobernaciones y municipios el Gobierno mantiene su apertura al diálogo con diferentes sectores de la salud, se socializó la Ley de Emergencia Sanitaria y luego se suscribieron acuerdos para su promulgación.

En relación a la contratación de recursos humanos, el gobierno del Luis Arce entregó 3.025 contratos para personal en salud que fue desplegado en todo el país para reforzar la atención sanitaria.

En cuanto al proceso de inmunización, tercer pilar de la estrategia,  el gobierno suscribió contratos con Rusia y China para la adquisición de más de 15 millones de vacunas destinadas al 100% de la población vacunable del país, además de las gestionadas mediante el mecanismo COVAX.

Con el arribo de los primeros lotes de vacunas inició el proceso de inmunización, primero al personal médico que atiende en primera línea y luego a personas de la tercera edad con enfermedades de base, una vez concluida esta fase se procedió a la vacunación masiva de acuerdo al plan dirigido por el Ministerio de  Salud y la micro planificación presentada por los SEDES del país.

El proceso de vacunación sigue su curso y es importante destacar que para tal efecto se garantizó la cadena de frío en todos los departamentos, se realizaron las entregas del equipo necesario para conservar la utilidad y beneficio de los inmunizadores.

En concordancia a la Constitución Política del Estado que reconoce las bondades de la Medicina Tradicional, sus usos  y costumbres son revalorizados actualmente como complemento a la medicina científica para fortalecer el sistema inmunológico. Otro aspecto importante es que se realizó el registro de los prestadores de Medicina  Tradicional y de las microempresas que efectúan la producción de medicamentos tradicionales.

Además de la lucha frontal contra la COVID-19 que encara el Gobierno, los programas dependientes del ministerio de Salud y Deportes continúan su atención en sus diversas áreas como el reinicio del pago del Bono Juana Azurduy, estudio y  campañas preventivas contra el Dengue, Zika y Chikungunya.

Para el fortalecimiento del Sistema Único de Salud el Gobierno inyectó bs.400 millones para saldar deudas pendientes y garantizar la atención universal y gratuita de la población que no cuenta con un seguro.

Como prioridad de la gestión de Gobierno, el SUS no solo recibió el impulso económico sino también, ante la necesidad de atender casos de COVID-19, se habilitaron y equiparon salas de terapia intensiva además de la dotación de medicamentos con carácter sostenible para la gestión 2021.

A tiempo de recordar el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, el Gobierno boliviano ratifica su compromiso de preservar la salud y la vida del pueblo boliviano para salir adelante.

 Videos Saludables

Cuerda Espejo Explorador
Notifica si tienes síntomas de COVID-19 ¿Cómo debemos cuidar a un familiar con COVID-19? Cuando salgas de casa, no te descuides
Cuerda
Espejo
Explorador
No abras tu puerta al coronavirus Al momento de visitar a tu familia, no te descuides Al ir de compras, no te descuides