La Paz, 12 feb (UC/MS). - El ministro de Salud, Aníbal Cruz, garantizó hoy el presupuesto para la sostenibilidad del servicio y pago del Bono Juana Azurduy para las madres y niños menores de 2 años y rechazó el uso político que hacen los detractores del Gobierno de la presidenta Jeanine Añez.

    “El bono está garantizado por este Gobierno (…), la diferencia es que no vamos a utilizarlo como campaña, lo pagaremos entre febrero y marzo, antes se acostumbraba pagar el Día del Niño (12 de abril) o el Día de la Madre (27 de mayo) como una dádiva. Es un derecho adquirido de las madres y los niños, no una dádiva del Gobierno”, dijo en una conferencia de prensa.

    El Bono Juana Azurduy es un incentivo económico que reciben las madres bolivianas, el objetivo es contribuir a la disminución de la mortalidad materna infantil y la desnutrición crónica en niños y niñas menores de dos años de todo el país.

    En una conferencia de prensa, Cruz afirmó que el equipo técnico del Ministerio de Salud realizó una reingeniería en el área administrativa para optimizar el pago de ese beneficio en base a la información recolectada en los nueve departamentos del país.

    “No es cierto que se ha quitado el bono para financiar el 10 por ciento (de incremento al presupuesto de salud), más bien hemos optimizado el bono, haciendo una reingeniería en la parte administrativa, visitando los nueve departamentos (…). Ya tenemos el desembolso respectivo y haremos, en el transcurso del día, un convenio con el Banco Unión”, añadió.

    El pago del bono para mujeres gestantes se realiza a través de entidades financieras autorizadas y está condicionado al cumplimiento de cuatro controles prenatales, parto institucional y control post parto.

    Según datos del Programa Bono Juana Azurduy, desde el 2009 al 2019 se pago un total de 1.365.858.745 bolivianos.

    Solo el 2019 se pagó 148.031.585 bolivianos, los beneficiarios fueron 107.680 mamás y 107.234 niños.


Normas y Manuales


Videos Recientes