La Paz – Miércoles 17 de Julio de 2019 | Unidad de Comunicación

El Colegio Médico de Bolivia abandonó la mesa diálogo con el Ministerio de Salud porque se contaba con la presencia de dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) que asistieron a explicar la Ley de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud, norma que el Colegio Médico pide que se abrogue.

“Lastimosamente en medio de la reunión, el Colegio Médico de Bolivia abandonó el escenario de diálogo”, manifestó la titular de Salud en conferencia de prensa.

La reunión inició al promediar las 15:30 horas de esta jornada con la presencia de representantes de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud y la Central Obrera Boliviana, en el Hotel Río Selva de la ciudad de La Paz.

Montaño precisó que fueron dos puntos los que generaron esta situación: el primero y más importante referente al traspaso de contrato a ítem del personal de salud que trabaja en hospitales de tercer nivel. En segundo lugar no dejaron expresarse al representante de la COB, quien abordaría el tema de la Ley de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS) para la construcción de 67 establecimientos de salud.

“Era obligación nuestra para sostener la atención del Sistema Único de Salud (SUS) asumir como Tesoro General de la Nación (TGN) la carga de los salarios de estos profesionales y a partir de agosto nosotros les estamos dando ítems. Esto generará estabilidad laboral a todo ese personal (2.941 médicos, enfermeras, auxiliares en enfermería y técnicos)”, indicó.

Actualmente estos profesionales esperan renovar su contrato cada año; sin embargo, esta situación se modificará porque contarán con ítems, todo en marco de la implementación del SUS.

De forma contradictoria, el ente colegiado propone llamar a convocatoria pública para todos esos espacios laborales, por tanto los 2.941 profesionales deberían colocar a disposición sus cargos, es decir, renunciar paralizando los servicios de salud en hospitales.

“Cuando quisimos dar la palabra a la COB, sin ni siquiera escucharlos como una enorme falta de respeto, los representantes del Colegio Médico se retiraron. Desde nuestro punto de vista no puede haber bolivianos de primera o segunda, sean o no profesionales las personas tienen derecho a ser escuchadas”, remarcó.

Finalmente, adelantó que el Ministerio de Salud buscará nuevos escenarios de diálogo para convocar al ente colegiado.

nes/