La Paz - 17 de Marzo de 2015 | Unidad de Comunicación


Bolivia es el segundo país de la Región en reportar el mayor índice de Lactancia Materna Exclusiva con un 60%, en ese sentido, "El Ministerio de Salud, mediante la Unidad de Alimentación y Nutrición, extrema esfuerzos para llegar al primer lugar con la implementación de la Ley N°3460 y su Decreto Supremo para garantizar que el sector público y privado brinden un espacio exclusivo para amamantar al recién nacido", declaró la Dra. Eveleyn Cerruto responsable del área.
En ese sentido el año 2013 se ha reconocido a los Ministerios de Economía, Defensa y por supuesto Salud, al haber sido los primeros al cumplir la norma, liderar la Lactancia Materna y trabajar en la implementación y difusión del tema.


La leche materna es el alimento natural indicado para los lactantes, ya que aporta energía, nutrientes y defensas, que el niño necesita en sus primeros seis meses de vida. Fomentando su desarrollo sensorial, congnitivo y evita el riesgo de mortalidad causadas por la diarrea, enfermedades parasitarias y alérgicas.
En La Paz, existe el primer Banco de Leche ubicado en el Hospital de la Mujer inaugurado en abril del año pasado, el cual trabaja cumpliendo estas políticas, y abasteciendo de leche materna a niños prematuros y con bajo peso.
Por otro lado La Liga de la Leche Materna en Bolivia (LLLB), fundada por Ann Johnson en la ciudad de La Paz en 1983, y con personería jurídica en 1991, es una organización de apoyo a las madres que dan de lactar y otras que quieren destetar a sus hijos; "Apoyamos al Banco de Leche con madres voluntarias, ofreciendo información y promoviendo Líderes de Lactancia Materna, con una formación de seis a dos años con una capacitación bastante sólida", declaró Véronica Calderón representante de la (LLLB).
La OMS y UNICEF al respecto, recomiendan que la lactancia se debe iniciar en la primera media hora de vida, el recién nacido no deberá recibir ningún otro alimento que no sea la leche materna, la frecuencia deberá ser de acuerdo a requerimiento del niño y en lo posible se recomienda no utilizar biberones ni chupones.
Así mismo la lactancia materna contribuye a la salud y bienestar de las madres, ya que ayuda a espaciar los embarazos, reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama, es la opción más barata ya que no representa gasto alguno, y es inicua.
Una de las prioridades de salud pública del Ministerio de Salud, es el "Fomento y Protección de la Lactancia Materna Exclusiva" (LME), aplicado en los establecimientos del Sector Salud Públicos y Privados de Bolivia, actividad que se efectiviza en las consultas prenatales, así como en Proyectos Comunitarios a través de actividades del "Binomio madre-niño".
De esta manera el Ministerio de Salud, difunde la política de Lactancia Materna Exclusiva donde:

  • Se pone a conocimiento de todo el personal de atención de salud.
  • Se capacita a todo el personal para poner en práctica la política.
  • Se informa a todas las embarazadas sobre los beneficios de la LME.
  • Se induce a las madres a dar de lactar a la media hora del alumbramiento.
  • Se enseña a las madres como dar de mamar al niño.
  • Se informa a la madre no dar otro alimento al niño que no sea la Leche Materna.
  • Facilitar el acompañamiento de la madre y niño durante 24 horas del día.
  • Fomentar la lactancia materna cada vez que requiera el niño.
  • Evitar proporcionar al lactante biberones ni chupones.
  • Fomentar grupos de apoyo a la lactancia natural.

De acuerdo a la Ley N° 3460 de Fomento a la Lactancia Materna y Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, promulgada el 15 de agosto de 2006 tiene la finalidad de promover, proteger y apoyar la práctica de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y prolongada a los dos años, coadyuvando con el estado físico mental del binomio madre niño.
Así también se aprobó el D.S. 0115 Reglamentario a la Ley, donde se establece que las madres puedan, llevar a sus bebés a sus fuentes de trabajo del ámbito público como privado, centros de estudios, y proporcionar lactancia materna exclusiva durante los seis meses de vida; adecuar ambientes en los lugares de trabajo y de estudio, para amamantar en óptimas condiciones.